Reflejando el Vacio

Chantal fue invitada por la Universidad CCU-BUAP para crear una obra (completado en el 2018) en permanente exhibición pública en el Complejo Cultural Universitario en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Mexico.

Los espejos son colgados para revelar un paisaje de devastación humana. Pero éstos no son simples reflejos. Ellos no están preocupados por los espectadores que siempre pasan con una fugaz curiosidad. Ellos saben que nos sobreviven. Uno al lado del otro, lo que ofrecen es un testimonio visual de historias de persecución. Establecidos en su lugar, nos inmovilizan con sus movimientos oscuros. Sin embargo, al pasar, está claro que no existen para nuestro propósito o placer estético. Se hablan a sí mismos. Entre ellos asumen el derecho de proyectar su verdad y devolverla al mundo. Al haber previsto la extinción de toda la vida humana, nunca requirieron nuestra presencia narcisista o validaciones egocéntricas. Y no les importa si los humanos necesitan arte. En cambio, estos espejos preguntan si el arte alguna vez nos necesitó.

 

Así que comienza, como siempre, con una sensación de júbilo fuera de lugar: contraviniendo el optimismo. Una vez más, las masas son seducidas por la promesa del poder. Volar hacia el futuro es presentado como la única solución a la maldición del pasado. La historia tiene una forma de hacer que tales cosas parezcan inevitables, certeras, anulando posibilidades. Tal es el gran alcance de la fuerza intransigente, que tiene la capacidad de desplazar todo lo que se encuentra ante ella. Aprendiendo a desear su propia opresión. Esta es la fuerza del nihilismo y la violencia de las mentes reactivas. Es así como las líneas comienzan a aparecer, pero ya desgarradas. Más y más profundas, cortando el lienzo, revelando cuerpos atrapados en los vientos imparables de una tormenta despiadada. 

Sin embargo, aún proyectan su ambición a través de los planos de la negación. Cortando la certeza, sintiendo su existencia como una fuerza liberadora ya envuelta en la sangre de los inocentes. No hay absolución en la vergonzosa miseria. Esta es siempre su intención, siempre su propósito profano. Ellos cargan la vida en su viaje predestinado.

Las líneas majestuosas atestiguaron en su vuelo destructivo que pronto se convertirían en los vacíos más íntimos de la desesperación. Todos son víctimas. Todos son cómplices. Por lo tanto, nuestras atenciones cambian a otro marco de referencia y sufrimiento. Descendemos ahora en el abismo. El dolor aparece sin esperanza en las profundidades del sometimiento, tomando el control de todos los aspectos de la existencia humana. Es por esto que el vacío es una mirada al espejo de la angustia y locura. Quienes miran fijamente a las profundidades y ven a la Gorgona con sus profundos ojos negros en el fondo del foso helado, mirando hacia atrás con una monstruosa visión. Los demonios internos regresan como almas miserables de prejuicio y odio. Su violencia íntima nos proporciona un nuevo capítulo en los movimientos embrutecedores de la bandada de los hombres. Pero es un error verlos como víctimas nacidas de la escena original. Ya estaban allí, esperando, al lado. Es por eso que los espejos siempre se duplican. Las más grandes afirmaciones históricas no son nada sin las profundidades íntimas de la pasión y la indignación.

No hay una historia de redención o salvación aquí. La luz deslumbradora de optimismo resultó cegadora para aquellos que ya habían presenciado demasiado y, sin embargo, persistían como si nada hubiera sucedido. La absolución reinó suprema, hasta el final. Sostuvieron sus juicios. En medio de esto, condenaron como culpables a muchos por la inhumanidad que mostraban a otros seres humanos. Pero nunca vieron los espejos como realmente eran. ¿Tal vez no tuvieron el coraje de verse a sí mismos destrozando la belleza del mundo? ó ¿Tal vez no querían ver cómo finalmente se destruyeron a sí mismos, representando la más fatídica de todas las tragedias mundanas? Todo lo que quedaba era que cada alma fuera capturada en su desgraciada caída nihilista, visiblemente atrapada en el vuelo carente de significado y perdida para siempre en las profundidades de estos espejos del vacío.

  • White Facebook Icon

Todos los derechos de autor de las imágenes del artista.